Ventajas económicas de la aplicación de un tratamiento antideslizante

Existen dos opciones conocidas para convertir en antideslizante una superficie: sustituir una ya existente que carece de estas propiedades por otra que sí las posea, o tratar la superficie con un tratamiento antideslizante. Como especialistas en la aplicación de este tipo de tratamientos, creemos que es importante, además de entender todos los beneficios que aporta, conocer las ventajas que supone a nivel económico esta opción. Ponemos algunos ejemplos y lo explicamos, a continuación.

suelo antideslizante piscina

¿Es más económico aplicar un tratamiento antideslizante?

Si ponemos como ejemplo un pavimento de gres porcelánico, de los encuadrados en la categoría C2 o C3, según la tabla 1.1 del DB-SUA 1 (Seguridad frente al riesgo de caídas) del Código Técnico de la Edificación (CTE), comprobable mediante el ensayo del péndulo descrito en la Norma UNE 41901:2017 EX., no es difícil calcular que los costes producidos por la sustitución del pavimento antiguo junto con la compra y colocación de uno nuevo serán, en todos los casos, muy superiores a los producidos por la aplicación de un tratamiento antideslizante para conseguir los mismos resultados.

Si además tenemos en cuenta los costes, mucho más elevados y complicados de calcular, que supondría la pérdida total o parcial de las ventas y/o producción, las molestias causadas por el ruido y el polvo, así como las más que probables reparaciones a efectuar tras las obras de rehabilitación o reforma, etc., que desaparecerían con la aplicación del tratamiento antideslizante, vemos claramente que sus ventajas no se limitan tan solo a la rapidez, limpieza y larga duración del tratamiento, sino también a la economía de coste.

El Tratamiento Antideslizante STONEGRIP® es, por su calidad contrastada a lo largo de los años, una alternativa eficaz y económica frente a la sustitución de un pavimento, puesto que no conlleva obras de ninguna clase y sus efectos son inmediatos, permitiendo retomar la actividad habitual de cualquier negocio prácticamente sin interrupciones. Además, no podemos dejar de recordar a nuestros clientes que nuestros tratamientos antideslizantes también pueden aplicarse de noche o durante el fin de semana.

Un ahorro importante por prevenir los accidentes

La siniestralidad provocada por las caídas a causa de la falta de adherencia de los pavimentos, por increíble que parezca, es sumamente alta en todo tipo de superficies, tanto públicas como privadas, que podemos encontrar desde en un local de negocio, hasta en la entrada o en la piscina de una comunidad de propietarios.

Una caída por resbalamiento provoca, en muchos de los casos, roturas y traumatismos que exigen un período medio de baja laboral de 15 a 30 días como mínimo. Para ningún empresario son desconocidos los costes que estas bajas suponen, ya no solo en los sueldos que se deben seguir pagando a los empleados y los que se han de pagar a sus sustitutos, si no en otros muchos más difíciles de cuantificar, como las pérdidas de rendimiento en el trabajo, la formación de los sustitutos temporales, etc.

Es fácil, por tanto, suponer cuál sería el ahorro de una empresa que aplica el Tratamiento Antideslizante STONEGRIP®, reduciendo con ello en un importante porcentaje, la posibilidad de que se produzcan ese tipo de accidentes mencionados.

No tratamos aquí los costes provocados por caídas de clientes o visitantes, porque resultan complicados de cuantificar, pero ya es público y notorio la gran cantidad de gastos que generan hoy en día las indemnizaciones, que tanto entidades públicas como privadas, están abonando cuando se producen sentencias condenatorias, sin mencionar los costosos trámites legales, a los que hay que enfrentarse cuando se produce una demanda por este tipo de problemas. Sirva a título de ejemplo que, en playas de piscinas en España, independientemente de su titularidad pública o privada, la mayoría de los accidentes producidos durante los últimos 15 años, tuvieron su origen en resbalones en pavimentos que no cumplían normativa, abarcando desde simples lesiones hasta fallecimientos.

Por ello, múltiples personas interpusieron una demanda judicial, y desde entonces ha habido muchas sentencias condenatorias con las consiguientes penalizaciones de toda índole.
Con toda esta información, queremos hacer ver la importancia de adoptar medidas preventivas para aumentar la seguridad de los pavimentos, en los que sin duda el Tratamiento Antideslizante STONEGRIP®, con Certificado de Garantía de 7 años, puede ser el aliado perfecto.